jueves, 17 de febrero de 2011

Semana productiva




Hace tiempo que no subo fotos de la cámara de fototrampeo. Poco a poco probando diferentes sitios, orientaciones etc... voy consiguiendo algunas fotos "guapas" (es decir más o menos encuadradas y sin mover). Todo depende de las ganas que tengan de posar los protagonistas. En este caso se trata de un zorro, un jabalí y una corza.



En el caso del primero, no parece que estuviese por la labor y sale a la carrera. Hay otra foto en la que, más tímido, únicamente se ven los ojos brillar detras del árbol del fondo mirando a la cámara.


En el caso de la corza, se podría decir que es una habitual y que le encanta hacer de modelo porque sale en varias fotos con diferentes poses, tanto de día como de noche.


En el caso del jabalí esta es la primera foto en la que sale uno completamente. Hasta entonces solamente salían "a trozos", hoy el lomo de uno, mañana la oreja de otro etc... En cuanto a número de especies distintas obtenidas, se podría decir que esta fue la semana más productiva hasta ahora con las tres mencionadas.

Video

Hoy voy a colgar un video de prueba. Se trata de una liebre ibérica (Lepus granatensis) comiendo tranquilamente por la noche en la Sierra de Tineo. La calidad no es muy buena pero teniendo en cuenta la escasez de luz al grabar y los pasos de cámara a cinta de video, nueva digitalización, paso a dvd etc... creo que no se puede pedir mucho más.

video

jueves, 10 de febrero de 2011

Señales de alarma

Estas fotos fueron tomadas el sábado. A la izquierda de los ejemplares estaría situado el pico Ablaniego. No tienen calidad porque fueron sacadas a gran distancia, pero en ellas se ve claramente la característica que quiero resaltar y que es el visible escudo anal blanco que presentan los dos ejemplares. Al verse descubiertos, normalmente los corzos emiten un ladrido que sirve de alerta para el resto de ejemplares. La señal sonora se acompaña de otra visual, que consiste en desplegar el escudo anal (con pelo erizable), que se hace más visible al resto de individuos indicándoles el camino de huída.



Se aprecia claramente que en la foto en la que van corriendo el escudo es muy visible mientras que, cuando se paran a observar a una distancia ya más segura para ellos, se relajan un poco y el escudo es más pequeño. En el interior de los bosques oscuros, hábitat típico de la especie, el escudo blanco resulta muy visible.

En la foto se puede apreciar que se trata de un macho y una hembra. Por la época del año en que nos encontramos, los cuernos del macho están aún en crecimiento recubiertos por un fino terciopelo, profundamente vascularizado para aportar los nutrientes necesarios para su desarrollo. La hembra posiblemente está gestando uno o dos fetos, que se han implantado en el mes de diciembre aproximadamente, y que permanecían en su útero sin desarrollar desde poco después de la fecundación, allá por los meses de julio o agosto, tras un periodo de celo con continuas carreras y persecuciones de la pareja. En el invierno el pelaje es muy denso y de un tono grisáceo, mientras que en verano presentan un fino pelaje de un color más rojizo.



Cuando los machos pierden su cuerna en el mes de noviembre o diciembre, hay unas pocas semanas, en las que es más complicado diferenciar ambos sexos en el campo. Una forma de hacerlo entonces es fijarse precisamente en el escudo anal del ejemplar; si es macho la forma del mismo es arriñonada mientras que el de la hembra presenta forma de corazón con un mechón vulvar muy visible (que formaría el pico del corazón).

jueves, 3 de febrero de 2011

Acebos

El acebo (Ilex aquifolium) es un arbusto o árbol de hasta 10 metros de altura de hoja perenne. En el occidente de Asturias es conocido como xardón, mientras que en el oriente se le conoce como carrasco. Es una especie dioica, es decir, hay ejemplares macho y ejemplares hembra, que son los que portan los característicos frutos de color rojo.

Las hojas presentan pinchos a modo de defensa frente a los herbívoros ramoneadores. Los ejemplares de más edad suelen tener un denso ramaje, siendo de gran importancia ecológica ya que además del alimento proporcionado por sus frutos, son un excelente refugio frente al frío y a los vientos, manteniéndose la temperatura en el interior de los mismos unos pocos grados, entre 2 y 4, por encima de la exterior. Estos pocos grados de temperatura pueden suponer la diferencia entre la vida y la muerte para ejemplares de aves como petirrojos, zorzales y sobre todo, por su importancia, urogallos.

Tradicionalmente se usaban sus hojas y frutos como adornos navideños, lo cual ponía en peligro sus poblaciones por sobreexplotación de las mismas. Por este motivo se encuentra protegido en muchos lugares. En Asturias se encuentra catalogado desde el año 95, estando prohibida, entre otras, la corta, poda y arranque de ejemplares.